Fudgy brownie de cacao… ¡lo amo! Incluso más que el que se hace con chocolate.

Normalmente hago los de Martha Stewart, pero esta vez quise aventurarme con una receta nueva, de sabor intenso y con su clásica costra dura dere lleno suave tipo fudge. El brownie no es una torta esponjosa de chocolate: ¡no se dejen engañar! Tiene que quedar mojadito por dentro, aunque nunca crudo.

El resultado me encantó, aunque son de sabor intenso, poco dulce pero definitivamente adictivo.

También descubrí que es una receta que puedes hacer el día antes de ofrecerla en la merienda o la mesa, pues al día siguiente los sabores se han asentado y es aún más rico.

Lo que más me ha gustado de este fudgy brownie de cacao es que ensucié muy poco (un par de ollas para baño de María, una espátula resistente al calor y el tazón para medir los ingredientes en la balanza… ¡nada más!). Eso es un punto a favor de cualquier receta para las personas que no contamos con mucho tiempo, que no podemos fregar cerros de trastos sucios y que, además, sabemos lo pegajoso que puede ser el chocolate.
Mi única recomendación es darlo con mucha moderación a los niños porque es bastante estimulante o, de plano, evitarlo. Hay otros postres más adecuados para los peques. Pero un cuadrito pequeño los hará deleitarse, sobre todo si lo acompañan con fruta o helado.

Servirlo tibio con helado de mantecado, acompañado de cambur (banana), crema o lluvia de galletas molidas (o todo junto) es un exceso de que vez en cuando vale la pena. pero solos se saben defender. Créanme que valen la pena.

La receta original de es www.inspiredtaste.com

 

Fudgy brownie de cacao
Save RecipeSave Recipe

Ingredients

  • 10 cucharadas (145 gramos) de margarina o mantequilla sin sal
  • 1 1/4 tazas (250 gramos) de azúcar blanca
  • 3/4 tazas más 2 cucharadas de cacao sin azúcar o repostero (80 gramos)
  • 1/4 cucradaita de sal (si la margarina o mantequilla ya tiene, obviarlo)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o una varilla natural
  • 2 huevos grandes fríos
  • 1/2 taza (65 gramos) de harina de trigo todo uso
  • 2/3 taza (75 gramos) de nueces, pacanas o almendras trocedas. (opcional)

Instructions

  1. Pon la rejilla del horno en tercera posición (no pegada de la resistencia superior, ni de la llama inferior para que no se quemen) y precalienta el horno a 325F.
  2. Prepara el molde engrasándolo uniformemente y enharinándolo (yo uso una mezcla de harina de maíz y cacao para que no se peguen y no cambien el color) y reserva. Se recomienda un molde cuadarado de 8 pulgadas (pero yo usé el que tenía y quedaron altos). Si lo prefieres, cubre con papel encerado o de aluminio para que sea más fácil desmoldar.
  3. Añade agua suficiente a una olla pero no que toque la olla superior (el secreto de un baño de María) y ponlo a calentar. Pon una olla que encaje bien sobre esta y combina margarina, azúcar el cacao y la sal, y ponlo a fuego medio, batiendo ocasionalmente a medida que la margarina se derrita.
  4. Cuando la mezcla esté homogénea y tibia (no caliente) retírala del fuego y deja enfriar unos 3-5 minutos. No te preocupes si se ve granulosa, quedará sedosa al añadir el resto de los ingredientes.
  5. Cuando esté tibia, agrega la vainilla y los huevos uno a uno, batiendo hasta incorporar cada uno antes de agregar el otro (por eso es importante que esté tibia y no caliente, para el que huevo no se cocine o cuaje). Bate vigorosamente cada vez que integres un ingrediente, verás cómo adquiere brillo y sedosidad.
  6. Cuando tengas una mezcla espesa y brillante, bien incorporada, agrega la harina y remueve con movimientos envolventes hasta que se incorpore por completo. No debería tomar más de 40 o 50 batidas, y culmina con una batida vigorosa que incorpore aire a la masa y la termine de unir. Ve limpiando las paredes del recipiente (todo esto yo lo hago en la misma olla del baño de María, para no ensuciar demasiado) y lo bato con una espátula resistente al calor. Si has decidido agregar frutos secos, este es el momento,
  7. Tendrás la mezcla lista para hornear, así que agrégala en el recipiente previamente preparado, nivela y por último dale un golpe seco sobre la mesada para sacarle burbujas de aire que estropeen la superficie (pueden ser varios, sin miedo).
  8. Llévalo al horno por 35 minutos o hasta que al introducir un palillo salga apenas una masa seca y pegajosa, pero no conviene que le palillo esté completamente limpio…. después de todo quieres un interior tipo fudge. La capa exterior debe ser una costra brillante y quebradiza.
  9. Dejálo enfriar lo suficiente (no desmoldes caliente sino tibio o frío) y córtalo en piezas del tamaño que prefieras (de un molde de 8 pulgadas deberías salir 16).
  10. No son muy dulces, pero son adictivos.
7.6.4
20
http://www.rhonabucarito.com/fudgy-brownie-de-cacao/